Cambio 21

CFK en Lanús: "Hay que sustituir dirigentes, y me incluyo"


04 de diciembre de 2016

Redacción Cambio21

“Ninguno de nosotros es imprescindible, lo único imprescindible es volver a organizar al pueblo”, aseguró la ex presidenta en el cierre del Tercer Encuentro de Salud realizado en la Universidad de Lanús.

Click en la foto para ampliar

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner advirtió que es momento de renovación, en cuanto a dirigentes, y aclaró que "nadie es imprescindible", en el marco del acto de cierre del encuentro nacional de salud, realizado en el Aula Magna Bicentenario de la UNLa.

Las políticas “criminales y genocidas”

“Un programa de salud no se sostiene únicamente con políticas específicas, sino que requiere la presencia del Estado en todas las políticas”, apuntó Cristina y agregó que “la salud es un concepto espiritual y psíquico, cuando desordenan la vida. El neoliberalismo afecta no solamente las políticas de salud, a los convenios colectivos de trabajo, sino que le hace mal a la cabeza de la gente, porque no saben si llegan a fin de mes o si el que viene sigue trabajando, si puede pagar la prepaga o no le alcanza para abonar los medicamentos de PAMI”, aseguró. 
La ex presidente advirtió que “no es un problema de mala gestión” sino de “políticas criminales y genocidas” en la medida que llevan a la gente a carecer de remedios, de accesos a tratamientos, de trabajo, vivienda, de vida”.

La construcción de un gran frente

Fernández de Kirchner aclaró que “no se trata de que vuelva una persona sino la sociedad empoderada” y señaló que “la tarea de organización popular excede con creces a la de los partidos políticos” y llamó a “construir un gran frente”. “Lo que pasa en la salud, pasa en la educación, la ciencia, la investigación y el desarrollo tecnológico. Pasa también en los comercios”, precisó, y si bien admitió que “la ansiedad de los militantes tiene tiempos diferentes a los de la historia”, aseguró Cristina que “se está viendo” eso que ella mencionaba al finalizar su mandato. “El punto es si la sociedad argentina está dispuesta a defender sus derechos. Nadie va a venir a salvarnos”, sentenció.

“Siempre, todo proceso transformador, requiere de liderazgos y de sociedad con alto grado de conciencia y organización colectiva para salir adelante”, amplió pero aclaró que “Nosotros no somos los únicos, los exclusivos. Hay que sustituir dirigentes, y me incluyo también. Todos debemos pensar -con absoluta generosidad- que ninguno de nosotros es imprescindible, lo único imprescindible es volver a organizar al pueblo”, sentenció.

Honoris Causa. El título Honoris Causa fue otorgado en 2014, pero recién ahora podrá ser entregada personalmente a la ex presidenta. La distinción fue decidida en su momento en el contexto de la serie de doctorados Honoris Causa otorgados por UNLa a grandes líderes continentales por su aporte a la integración latinoamericana. 
 

Compartir esta nota en