Cambio 21

David Gutiérrez y la rendición de cuentas: “Los argumentos de Cambiemos carecen de seriedad política. Son cortinas de humo para ocultar la ineptitud que han demostrado para gestionar”.


30 de mayo de 2016

Redacción Cambio21

“El rechazo de las cuentas es para camuflar los despidos, la inflación, y todo lo que los quilmeños estamos sufriendo”, dijo el concejal del Frente para la Victoria sobre la rendición de cuentas del ejercicio 2015 del Departamento Ejecutivo. Cabe destacar que fue necesario el doble voto del presidente del HCD ya que la votación terminó empatada.

Click en la foto para ampliar
“Los argumentos de la concejal Coldani (Cambiemos) para desaprobar las cuentas municipales son paupérrimos y carecen de seriedad política. En el recinto quedó claro que no había motivos para el rechazo: quedó demostrado que dejamos las cuentas en orden, con superávit”, dijo el edil y agregó que “el rechazo no tiene nada que ver con la realidad sino con una estrategia a nivel nacional. De manera manifiesta, en los municipios donde ganó Cambiemos usan la misma metodología, que es relacionar todo este tipo de cuestiones con lo que ellos llaman “la pesada herencia”. Quieren demostrar que durante estos 12 años no hubo cosas positivas del gobierno nacional y popular. Constantemente tiran una bomba de humo para ocultar el presente. Y no tiene nada que ver con el orden local sino que es un mandato que viene de Nación para seguir insistiendo en que todo lo anterior era caótico. Es para camuflar los despidos, la inflación, y todo lo que los quilmeños estamos sufriendo. Este rechazo de las cuentas tiene que ver con eso”. 

La pesada herencia
Consultado sobre la argumentación de Cambiemos para rechazar las cuentas, Gutiérrez fue contundente y aseguró que “En el recinto dejamos bien en claro cuál fue la “pesada herencia” recibida por Molina: un municipio con superávit, dotado de un equipamiento como nunca tuvo antes en su historia, con un microestadio nuevo que se están encargando de destrozarlo, con un teatro y centros culturales nuevos, con sus cuentas totalmente transparentes, con una nueva flota nueva de camiones, primeros en deportes y con el índice más bajo de mortalidad infantil de la región. Si los argumentos para rechazar las cuentas fueron los expuestos por Coldani, estamos muy tranquilos porque el Tribunal de Cuentas, que son profesionales con experiencia y conocimiento del tema, las aprobará sin problemas. Sus argumentos demuestran que son muy inexpertos en la función pública y con el tiempo se van a dar cuenta que a veces la demanda de la gente te lleva a tener un ritmo alejado de la burocracia pero eso no tiene nada que ver con la legalidad”. 

Bomba de humo
Finalmente, el concejal del Frente para la Victoria aseguró que “Es una bomba de humo para ocultar lo que pasa en Quilmes y en la Argentina. Estamos llegando al famoso segundo semestre y nada de lo prometido por Cambiemos se ha hecho realidad. Esta forma de actuar está planificada por el gobierno nacional, ya que lo mismo hicieron en todos los municipios donde ganó Cambiemos. Si recuerdan, apenas se hizo el traspaso, Molina agradeció a Gutiérrez por haber entregado el gobierno de forma ordenada y con toda la información. Después empezó la orden de ensuciar la cancha, insistir con una pesada herencia. Si tomamos en cuenta con el discurso del 1 de abril, estamos analizando hacerle una denuncia al intendente Molina por mentiroso. Del discurso de Molina, de esa supuesta pesada herencia, la misma auditora Pucheta se ha encargado de desmentirlo. En definitiva, son todas cortinas de humo para ocultar la ineptitud que han demostrado para gestionar”.

Compartir esta nota en